El conductor de un Porsche dañado por un badén recibirá 24.700 euros

Porsche 911 Carrera 4

Y no, no es broma. El Tribunal Superior de Justicia de Baleares, el TSJIB, ha condenado a Ports de les Illes Balears y Acciona a indemnizar con 24.751 euros al conductor de un Porsche Carrera que fue dañado cuando salió despedido al topar con un badén que no estaba señalizado en el Puerto de Andratx.

La sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJIB ha estimado parcialmente el recurso interpuesto por el conductor contra una sentencia de primera instancia que rechazó su reclamación contra la entidad gestora de los puertos autonómicos de Baleares. Evidentemente, hablamos de la empresa que instaló el badén y el propio Ayuntamiento de Andratx.

Los hechos ocurrieron en enero de 2001, cuando el conductor del Porsche dañado por un badén reclamó a la Conselleria de Vivienda y Obras Públicas una indemnización de 49.503 euros por los daños y perjuicios materiales causados a su flamante y exclusivo deportivo tras colisionar contra un badén en la Avenida Gabriel Roca situada en el Puerto de Andratx. Inicialmente el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Palma desestimó la reclamación del conductor.

Badenes ilegales

Y es que se consideró que el vehículo circulaba a excesiva velocidad aunque también señaló que el badén no estaba ni señalizado ni cumplía los requisitos exigidos por la normativa aplicable. Por ello, el conductor de este Porsche dañado decidió recurrir por error de valoración de la prueba e impugnó la apreciación de la jueza de que el siniestro se debió a la conducta de la víctima y un exceso de velocidad.

Según el demandante, los daños se debieron a que sobrepasó un reductor de velocidad instalado en un cambio de rasante sin estar señalizado y sin cumplir las dimensiones legales. Es por ello que salió despedido y colisión con el asfalto.

El TSJIB considera por ello responsable a Ports de les Illes Balears debido a la deficiencia del badén sin señalizar y cuyas dimensiones no cumplen con la legalidad vigente. A pesar de ello, también señalan que el accidente se “podría haber evitado” si el vehículo no hubiera circulado a más velocidad de la permitida. Es por ello que el tribunal considera que la cuantía indemnizatoria debe ser menor a la que el demandante solicitó en un primer momento. Por lo tanto, pasa de los 49.503 euros iniciales a los 24.751 euros.

Nota: En imagen podemos ver una representación onírica del conductor del Porsche al enterarse de la decisión judicial.

Fuente: cronicabalear

Etiquetas: