Holanda permite pagar con sexo las clases de conducir

Holanda permite pagar con sexo las clases de conducir

Como era aquella frase… Ah sí, «Nos llevan años de ventaja»… El titular puede llevar a engaño o parecer que estamos tratando de hacer la gracia. Pero es totalmente verídico. En Holanda se puede pagar con sexo las clases de conducir. Es más, Ard van der Steur, Ministro de Seguridad y Justicia de Países Bajos, ha sido muy explícito a la hora de dejar este asunto claro:

“Ofrecer clases de conducir a cambio de sexo no puede considerarse como prostitución. Al fin y al cabo, los actos sexuales en este caso no se estarían pagando con dinero, sino con clases de conducir”.

Por lo tanto, podemos decir que en Holanda es legal pagar con sexo las clases de conducir. Así lo ha aclarado el ministro de seguridad y justicia holandés al responder a las 15 preguntas registradas por el presidente del grupo parlamentario de la Unión Cristian, Gert-Jan Segers. Si bien no es nada nuevo ya que saltó a la opinión pública allá por el año 2014, cuando la policía abrió una investigación a una autoescuela de Rotterdam.

Y es que dicha autoescuela ofrecía (supuestamente) clases de conducir a cambio de sexo. Los resultados de la investigación no se llegaron a conocer pero en su momento la policía advirtió de que era a través de Internet donde se negociaba este tipo de acuerdos. Por lo tanto, la polémica está sobre la mesa ya que en Holanda, es posible acudir a la autoescuela desde los 16 años y medio.

Desde algunas asociaciones de vendedores de automóviles ya se está pidiendo al Gobierno holandés que tome medidas para acabar con dichas prácticas. Y es que según ha comentado Tom Huyskens, Portavoz de Bovag, es una práctica davez más habitual:

“Cada vez hay más jóvenes en las autoescuelas que podrían estar involucrados en estos intercambios. No podemos cerrar los ojos”.

En cualquier caso, el Ministro de Justicia y Seguridad Ard van der Steur, ha asegurado que, en caso de que “cuando profesores de autoescuela ofrecen clases a menores a cambio de sexo, entonces sí que está prohibido”, en alusión al artículo 248 del Código Penal neerlandés”.

¿Te imaginas que alguna autoescuela española se le ocurriera hacer este tipo de práctica? Estoy seguro de que, tras la polémica que se generaría, los empleados de la autoescuela se tendrían que marchar del país.

Fuente: forotransportistas

Etiquetas: